miércoles, diciembre 13, 2017

Mindhunter


Entrar a la mente del asesino es un leitmotiv quizá demasiado recurrente en la historia del cine y, más recientemente, de las series de televisión. Ahí están, y cito de memoria, Hannibal (película y serie), Bates Motel, Dexter... incluso, yendo un poco más lejos en el tiempo, una magnífica película dirigida por el productor ejecutivo de la serie que les recomiendo ahora. Me refiero desde luego a Se7en, firmada por David Fincher en 1995. 

Este año llegó Mindhunter, en la que Fincher funge como productor ejecutivo y director de cuatro episodios (los dos que abren y los dos que cierran la temporada). Fincher tiene varias historias de éxito contando historias de criminales brillantes. Además de Se7en podemos mencionar Gone Girl (2014), Zodiac (2007) y Fight Club (1999). También es productor ejecutivo de la multipremiada House Of Cards (2013). 

La serie está basada en la historia real de John Douglas (en la serie Holden Ford), un agente del FBI que a fines de los '70 empezó un proyecto de investigación consistente en entrevistas a los asesinos más sanguinarios (y por lo mismo, más incomprensibles) de su tiempo. Douglas inició su trabajo con mucha incertidumbre (en esos tiempos la Psicología no era una ciencia confiable para el FBI), pero a la larga se constituyó como un hito de la investigación criminal. 

En esta primera temporada conocemos detalles de Ed Kemper y Jerry Brudos. Ambos con historias exageradamente sórdidas: el primero (un superdotado con cociente intelectual de 136 puntos) mató a sus abuelos a los 15 años y, después de pasar algunos años en un hospital psiquiátrico, salió para asolar zonas rurales de California, donde mató a varias estudiantes de preparatoria. Él mismo se entregó a la policía en 1973 después de asesinar a su madre. Brudos, por su parte, desarrolló desde temprana edad un fetichismo por zapatos femeninos, que combinó con el asesinato de al menos cuatro mujeres, a las que convencía de que era fotógrafo de modas.  


Ed Kemper (izquierda), uno de los asesinos seriales cuyo caso se aborda en Mindhunter, que en la serie es brillantemente  interpretado por Cameron Britton (derecha). 

Como podrán darse cuenta, Mindhunter no es una serie cómoda de ver, pero sí resulta muy interesante. Además de las historias de los asesinos, hay algunas subtramas bastante atractivas: la relación de Ford con su novia; las dificultades de un compañero veterano, que lo apoya (aunque con muchas resistencias) y la inclusión de una brillante psicóloga muy acostumbrada a las vida académica pero en constante tensión con el ambiente policíaco. 

La primera temporada concluye con una crisis severa que no hace sino constatar que explorar las simas de la psique humana tiene un precio alto: a veces, incluso, el de la propia cordura. A la serie le ha ido bien y tanto Fincher como Netflix han confirmado ya una segunda temporada, que saldrá del horno el próximo otoño. El productor ha declarado que se centrará en una oleada de asesinatos perpetrados en Atlanta a fines de los '70 y principios de los '80. Estoy seguro de que valdrá la pena la espera.   

jueves, diciembre 07, 2017

Gregorio Luri: "Mejor educados"



La educación es una de esas áreas en las que, tristemente, es frecuente encontrar "villamelones": personas que hablan con aire de suficiencia sobre algo que no entienden. Mucha gente cree que es autoridad en la materia porque "me pasé en la escuela equis cantidad de años" (y cuentan desde preescolar hasta su último curso de cocina), porque es padre o porque fue o es profesor. Aunque desde luego ayudan, no considero que esas experiencias conviertan de facto a alguien en autoridad en materia educativa.

En área donde todo mundo cree que sabe, es difícil encontrar voces lúcidas, mesuradas y, sobre todo, que asuman la complejidad del tema sin ofrecer recetas mágicas subidos a la ola de la "innovación educativa" para justificar ocurrencias o francos disparates. Una de esas voces es Gregorio Luri, doctor en Filosofía, profesor con experiencia en todos los niveles educativos, y autor de varios libros sobre el tema. También es padre y abuelo. 

Su libro Mejor educados recoge muchas ideas relevantes respecto a la educación, centrado en los padres de familia, aunque bien puede aprovecharlo cualquier interesado en el asunto. 

No comulgo con todas las ideas de Luri: algunas de los títulos de los pequeños capítulos del libro me resultaron innecesariamente toscos (p.ej. "Desconfíe del profesor que quiere hacer feliz a su hijo": no me cabe en la cabeza un padre, o un profesor, que no desee que su hijo o alumno sea feliz), ninguna de las ideas que presenta está desarrollada a profundidad, y en general me ha parecido que defiende una perspectiva pedagógica conservadora y tradicional (sin que estos adjetivos sean necesariamente negativos), pero en términos generales el libro me hizo pensar bastante.

Me parecen especialmente valiosas sus reflexiones sobre la necesidad de comprometerse con la educación de nuestros hijos (o alumnos): no temer definir una postura, y mucho menos defenderla... sobre todo si tiene base en el sentido común; no asumir que la niñez o la adolescencia "son una enfermedad que se cura con los años", ni evitar el reto delegando la responsabilidad en otros (los padres en los profesores, y viceversa).

No es éste un libro para ahondar en el tema. Ha de tomarse más como detonante de ideas y, ojalá, como propiciador de debates que pasen de la simple charla de café y nos permitan acercarnos de manera más sensata e inteligente a un asunto que nos atañe a todos: la mejor educación posible que podamos ofrecer a nuestros hijos.  

---
Mejor educados, el arte de educar con sentido común, de Gregorio Luri, está editado por Ariel. La edición impresa cuesta $96 (gandhi); la digital, $119 (Amazon Kindle). 

Les dejo un video de una charla TEDx que Luri dio hace algunos años: 


domingo, octubre 22, 2017

#EnMangasDeCamisa 23

Se acercan Halloween y Día de Muertos y estamos listos para celebrar ambas fechas como se debe: ¡en mangas de camisa! Aprovecho para recomendarles la revisión de It (Eso) en cualquiera de sus dos versiones cinematográficas y sobre todo echarle un vistazo al libro, pues comparto la opinión de José Homero en el sentido de que la historia escrita por Stephen King es mucho más compleja y valiosa de lo que parece a simple vista.  

Las ideas musicales son "Time Warp" de la setenterísima The Rocky Horror Picture Show y  "Todo va a estar bien", una muy divertida (y optimista) canción de Meme (Emmanuel del Real). 

También está el nombre de la persona ganadora del pase doble para ver a Chumel Torres En Vivo en el Tec CEM el próximo 17 de noviembre cortesía de ZEDAL

Como siempre, ¡muchas gracias por su complicidad! Y más aún por comentar y compartir. 

jueves, octubre 19, 2017

Cambió México


El martes 19 de septiembre fue un día terrible para todos. Para algunos solo fue el susto, para otros fue la impotencia al escuchar las noticias, y para otras más fue la pérdida de un ser querido. Para mí y muchos de mis compañeros del Tec Ciudad de México fue el terror puro.

Las primeras horas volteabas a la derecha y decenas de alumnos y profesores corriendo hacia los escombros del puente que colapsó diciendo que habían escuchado gritos. A la izquierda otros tantos buscando herramientas que pudieran ayudar en el rescate. Algunos más gritando entre la multitud en busca de personas heridas o lastimadas, pidiendo gasas, vendas, y alcohol para limpiar las heridas.

Por horas fuimos alumnos, profesores y personal del Tec los que luchamos por sacar a nuestra comunidad adelante.

Ese día, además de la tremenda impotencia que acechaba mi tranquilidad, y la profunda tristeza con la que aún me levanto todas las mañanas, ese día también entendí que la esperanza puede más que el miedo.

Para mí, ese 19 de septiembre marcó el inicio de una nueva era. Una era en la que no debemos buscar la reconstrucción del México que teníamos, sino la construcción del México del siglo XXI.

Me he estado preguntando, ¿qué cambió el 19 de septiembre?

Cambió el México intolerante, aquel que no cede el paso. Aquel que ve mal al de abajo, al diferente.

Cambió el México que siempre busca culpables, aquel que apunta dedos pero no busca soluciones.

Cambió el México deshonesto, aquel que comienza copiando en un examen y termina sobornando a un inspector para obtener la certificación de protección civil.

También me gustaría decir que cambió el México ignorante, aquel que se educa en Facebook y opina sin entender.

Espero que haya cambiado el México que no vota, o el que no entiende por quién o por qué vota.

Se acabó. Se acabó el México que no lee, que no aprende, que no se informa, que no crea, que no inventa.

Si algo les puedo recomendar, y se los dice alguien que todavía no acepta todas las responsabilidades que conlleva ser adulto, es que estudien.

Alguien me preguntó que cómo podía pensar en estudiar con todo lo que estaba pasando. Entonces pienso en mis 5 compañeros de CCM que ya no podrán seguir persiguiendo sus sueños. Pienso en todos los que no podrán seguir con sus estudios. Pienso en mi México, SU México, que nos necesita preparados, fuertes, que nos necesita honestos. Estudien para que si en unos años NUESTRO México nos vuelve a necesitar, podamos ayudar más y mejor.

Es de vital importancia que entiendan por qué hacen las cosas. Por qué estudian, por qué les gusta lo que les gusta, por qué aman, por qué lloran.

Ustedes que salieron a ayudar a los centros de acopio o a las comunidades más afectadas, ustedes que donaron ropa, despensas, dinero y tiempo, ¿qué los motivó? ¿Les bastó con ver las imágenes?

Yo tuve que ver al destino a los ojos, mientras que con su grito ensordecedor me pedía reaccionar. Tuve que llenarme de sangre las manos y abrazar a la madre que buscaba entre las caras llenas de miedo la de su hijo. Fue ahí cuando me di cuenta de que no es que tiemble en Chiapas, o que en Veracruz haya un huracán. Es que en mi México tiembla pero yo no debería de temblar con él.

El miedo es el asesino de la mente. Hay que enfrentarlo. El miedo pasara sobre y a través de mí, y cuando haya pasado volteare a ver su camino y no habrá nada. Solo yo seguiré, con el corazón de fuego, la mente clara y el espíritu rugiendo.

¿Qué les faltó? ¿Consideran que también se tuvieron que llenar las manos de sangre para entender que los problemas de México son sus problemas? ¿Creen que hasta que vean la tragedia directo a los ojos van a poder prender aquella flama para salir a luchar por el México que se merecen? Espero que no sea el caso.

Es de los errores más grandes no hacer nada porque solo pueden hacer poco. Hagan lo que puedan.

Sueñen en grande, motívense, encuentre su gasolina, y luego piensen qué necesitan para que esa gasolina nunca se acabe. Los sueños pequeños son fugaces, esos no forman líderes, forman muñecos de papel, aquellos que con un poco de miedo se rompen en mil pedazos. Los sueños grandes son los que pueden hacer a México un gran país.

El día que nos unamos no por una desgracia, ese día nos pueden mandar un terremoto de diez grados y a nuestro México no le pasará nada.

Por último, me gustaría dejarlos con una frase que me dijo un doctor en medio del caos: "El líder se hace el día que decide serlo".

¿Ustedes ya tomaron la decisión?

---
Discurso leído por Camila Trejo Athié, exalumna de la PrepaTec Esmeralda y actual alumna de Medicina en el Campus Estado de México, en el homenaje a las víctimas del sismo del 19 de septiembre, realizado en la PrepaTec Esmeralda el 29 de septiembre. 

domingo, octubre 08, 2017

#EnMangasDeCamisa 22


En días pasados se anunció a Kazuo Ishiguro (Nagasaki, 1954) ganador del Premio Nobel de Literatura 2017. A propósito de ello les recomiendo #EnMangasDeCamisa una de sus novelas más famosas (y también una de las mejores que de cualquier autor he leído en años recientes): me refiero desde luego a Lo que queda del día (The Remains of the Day, 1989).

También les invito a la conferencia Chumel Torres En Vivo que organiza ZEDAL, el grupo estudiantil de debate y liderazgo de la PrepaTec Esmeralda, del que me honro en ser su tutor académico. Por cierto: hay un pase doble a sortear entre quienes respondan un par de preguntas (detalles hacia el final del episodio).

Las ideas musicales son de Peter Gabriel y David Bowie, que nos presentan sendas versiones en vivo de la icónica "Heroes", que precisamente este mes cumple 40 años de haberse presentado al público.

Como siempre: ¡muchas gracias por escuchar y compartir! Y, desde luego, ¡bienvenidos sus comentarios! :-D  



Para saber más: Facebook oficial de ZEDAL y
canal YouTube de Chumel Torres.