sábado, julio 21, 2007

El hombre de hojalata crece... y se enfada

Imaginen a Terminator bien enojado. Grandotote. Y con muchos amigos. Eso es Transformers. Eso, pero sin la fuerza dramática de las dos películas dirigidas por James Cameron, sin el humor negro de la segunda parte, y sin el carisma que le dio al personaje el ahora governator.
Obviamente los efectos especiales están increíbles, pero no hay mucho más que ver en esta nueva película de Michael Bay que dura casi dos horas, aunque en la sala pasen como tres.
Hay incluso varios elementos incómodos, casi chocantes: los demasiados guiños patrioteros, la ramplonería de la historia (está bien que sea para niños, pero no hay que exagerar) y el montón de lugares comunes y frases hechas de las que los guionistas echan mano para ir llevando la película...
Dicen que lo mejor de Transformers es que te hace sentir de 12 años otra vez.
A mí me pasó al contrario: lo mejor fue darme cuenta, felizmente, de que ya no tengo 12 años.
De todos modos, dudo que la película me hubiera gustado incluso a esa edad.

1 comentario:

Yescheva dijo...

Oie talvez no a todos les parecio pero a mi si me agrado.. jajaja si me gusto la verdad, me esperaba la misma reacción q la tuya pero no, no fue asi.. jajaja Pero bueno cada quien..

atte.
Yescheva