domingo, septiembre 03, 2006

En El Sótano

Tres hechos inusuales esta tarde en El Sótano de Miguel Ángel de Quevedo:
- Paola y yo tardamos bastante en encontrar un libro que se nos antojara llevar. Rarísimo en dos personas a las que ambas manos suelen ser insuficientes para sopesar las posibles compras en una librería. Salimos con Los mejores cuentos de Sergio Pitol bajo el brazo.
- Una rubia despampanante llega a la librería con gesto de prisa y disgusto. Busca algo de la mano de un tipo con camiseta rosa híper pegada al cuerpo y cara de analfabeta. La mujer es Lorena Herrera. Sí, leyeron bien... ¡Lorena Herrera en una librería! No vi gente de TVNotas alrededor, pero uno nunca sabe. A lo mejor quiere seguir el proceso inverso de Betty La Fea y agregar algo de cultura a sus encantos. Merodeó un rato por la sección de superación personal y reiki. No vi que se asomara a los libros de a deveras. Pero algo es algo, ¿no?
- Escucho la voz de un ¿niño? preguntando a una de las vendedoras si también tiene la Ilíada en determinada editorial. Volteo a mi derecha. Es un niño, en efecto. ¡Un niño llevando la Odisea en una mano y pidiendo también la Ilíada! No estuvo satisfecho hasta que se cercioró de que tenía en sus manos las ediciones íntegras. Volví a verlo... Sí, era un niño. No más de 10 años.

7 comentarios:

Yescheva dijo...

Llevar un libro en la mano dice mucho de ti... ademas siempre hay algo nuevo que ver.

Atte
Yescheva

Pepe dijo...

Alguien me dijo una vez que un hombre con un libro bajo el brazo es más poderoso que uno con una pistola al cinto. La cita, claro, tiene matices, pero creo que es cierta.
Claro que si bajo el brazo tienes un BUEN libro, y no sólo uno de reiki, vas de gane, ¿no? Saludos.

Fairest Creature dijo...

A mí siempre me hace sentir mejor leer un buen libro, que ponérmelo abajo del brazo.

Claro, este no es un post sobre leer, es un post sobre comprar libros.

Pepe dijo...

Bueno, mi estimada Diana. El post va en el entendido de que los buenos libros muchas veces (aunque no siempre) se compran antes de leerlos (y traerlos bajo el brazo). ¡Saludos!

Berenikkha dijo...

Pues el libro que compramos va muy bien... generalmente no lo llevamos bajo el brazo, de hecho todo esto se hizo por una expresión como "hecha". Y lo peor... yo nunca me di cuenta ni de mi paisana la Herrera, ni de mi posible hermanito.
Saludos.
Pao

Fairest Creature dijo...

Auch, releyendo mi comentario creo que se lee acá mala onda, no era la intención. Usted dispensará. Sabe que soy bienintencionada lectora de su blóg.

Pepe dijo...

Por supuesto que no hay fijón, Diana. ¡Saludos! :-)