lunes, diciembre 06, 2004

La pregunta de los 8.4 millones

Suponiendo que fueran un genio de las computadoras, un miembro de la realeza o el hijo de algún jeque árabe y tuvieran miles de millones de dólares en su cuenta bancaria, ¿pagarían 8.4 millones por 4 días de playa?
Un poco más: si tuvieran la oportunidad de ganar miles de millones, ¿los ganarían?
Mi punto: ¿no llega un momento en la vida en el que vale (e incluso es necesario) decir "es suficiente"?

5 comentarios:

Jorge Pedro dijo...

eso jamás podremos saberlo.

La filos dijo...

Yo creería que tomar una postura al respecto esta mas allá del bien y del mal, sin embargo creo que sí, llega un momento en que es necesario decir "es suficiente"

Pepe González dijo...

Estoy descubriendo a Serrat.
Parafraseánddolo, sabiendo que algunos me tomarán por ingenuo, diré: ¿A quién no le gustaría mañana no ir a trabajar sin pedirle excusas a nadie? ¿A quién no le gustaría ser capaz de renunciar a todas sus pertenencias y ganar la libertad y el tiempo que pierde en defenderlas? ¿A quién no le gustaría dejar de mandar al prójimo para exigir que nadie le mande lo más mínimo?
A mí me gustaría.
Y sé muy bien que el mundo no es en blanco y negro. Que para poder no ir a trabajar mañana hay que trabajar muchísimo; que para renunciar a cualquier pertenencia primero hay que tenerla, y que en el mundo hay que aprender a mandar y ser mandado.
Pero sí pienso que hay un momento en el que se vale e incluso es necesario decir "es suficiente". Y ese momento, me parece, llega en al menos tres casos definidos:
- Cuando te das cuenta de qe vales más por lo que tienes que por lo que eres o haces.
- Cuando lo que tienes te estorba para hacer/ser lo que quieres.
- Cuando lo que tienes pone en peligro tu vida o la de personas que amas.
Entonces, creo, hay que decir "es suficiente" y disfrutar lo que se tiene, lo que se es y lo que se hace. El momento no llega pronto. En muchos casos no llega. Pero cuando se presenta es bueno darse cuenta y asumirlo. Saludos.

Anónimo dijo...

PARA EL SER HUMANO NADA ES SUFICIENTE, SI TE REFIERES A DINERO, OK, LO TIENES, DESPUES BUSCARAS LO QUE TE FALTE, Y ASI, ES UN CICLO, QUERER, QUERER Y QUERER MAS, EL DECIR ES SUFICIENTE ES ENGAÑAR AL DESEO ... PERO , POR CUANTO TIEMPO PODRAS ENGAÑAR AL DESEO...

Pepe González dijo...

Pienso que estar satisfecho (o decir estarlo) no es necesariamente engañar al deseo. Después de todo, sabemos que es una gran mentira eso de que necesitamos tantas cosas para sentirnos bien. El asunto, nada fácil, es desengañarnos y saber con qué podemos sentirnos plenos. No es fácil, pero tampoco imposible. De otra forma, ¿cómo podrían pensarse los momentos felices?