viernes, noviembre 05, 2004

The Tijuana / San Diego Post 07

(Octubre 31, 2004)
Cruzar la frontera a pie no fue tan difícil. Sólo requiere la paciencia de la fila (cuarenta minutos, más o menos) y una visa vigente. Nadie revisa nada. No hay, en ningún momento, agentes migratorios con armas largas, perros de reserva, revisión de equipaje, interrogatorios ominosos... nada. Sólo la fila y llegar al punto de cruce, entregar la visa, revisar que eres tú el de la foto y estás del otro lado, en San Ysidro, el primer poblado estadounidense después de la frontera. Las diferencias entre México y USA sí son notables. Del lado mexicano hay un tianguis, varios pedigüeños y la Av. Revolución. En San Ysidro hay un McDonald’s, un cajero automático y la moderna estación del trolley que lleva a San Diego. Sorprendentemente nadie te pide el boleto que certifica que pagaste tu viaje.

1 comentario:

Pepe González dijo...

De ahí, San Ysidro, salió Camelia la Tejana, procedente de Tijuana. ¡Me acabo de dar cuenta!