viernes, noviembre 05, 2004

The San Diego Post 08

De San Ysidro a San Diego, en trolley, se hacen 40 minutos. Debo decir que no esperaba una ciudad tan grande y opulenta. Hay muchos edificios de grandes corporativos (Bank of America, NBC, Merril Lynch...), un impresionante centro de convenciones a la orilla del mar, un estadio de béisbol inaugurado en abril de este año, un centro histórico (Gaslamp Quarter) con edificios que datan de principios del siglo pasado y un notabilísimo desarrollo de la industria de la construcción, con edificios levantándose por toda la ciudad. Hay poca gente en las calles, sin embargo.

3 comentarios:

logovo dijo...

Las calles tan limpias y bonitas y ningun peaton a la vista. Podria estar abandonada la ciudad si no contaramos los carros.

Pepe González dijo...

Es lo que me ha ocurrido en San Diego y San Antonio: son ciudades un asépticas. Muy bonitas, pero sin pasión. ¡Qué le pasa a la gente que no sale a caminar por las calles!

logovo dijo...

La socializacion se da por otras partes. Es una de mantener bien puestas barreras, mucha defensa a tu espacio personal.