miércoles, septiembre 09, 2009

"¿Quiénes son sus cómplices?"

MEXICO (AP) - El gobierno federal responsabilizó el miércoles a un boliviano supuesto pastor religioso del secuestro de un avión de Aeroméxico con 103 pasajeros, y quien dijo haber sido motivado por una revelación divina.

Flores Pereira dijo a la policía que como el miércoles era el día 9 del mes 9 del año 09, eso representaba el 999, que si era visto al revés implicaba el número 666, una referencia bíblica al anticristo.

Al preguntarle quiénes eran sus cómplices, respondió: "el padre, el hijo y el espíritu santo".

En declaraciones posteriores a la prensa, Flores Pereira dijo que el artefacto con el que amenazó hacer volar el avión "era una lata de Jumex (marca mexicana de jugos), que le puse unas lucecitas".

---

Se me ocurren muchas cosas... pero... ¡no puedo dejar de reírme!

2 comentarios:

Kike dijo...

yo aún, absorto en mi estupor, no lo entiendo.

A hobo with a shotgun dijo...

Que país tan absurdo...
¡Monja carmelita secuestra avión con dos Frutsis!
Neta, que hagan mejores montajes.