viernes, junio 15, 2007

Odio los bancos

Y los Bancomer, más. Mediodía en el Bancomer de Insurgentes y Extremadura. Calor de más de 20 grados afuera y seguramente cuatro o cinco grados más dentro. Dos filas. Una para clientes Bancomer, con cinco cajas funcionando (de un total de 20 que tiene la sucursal) y otra para clientes sin cuenta Bancomer, en la que debe formarse el blogger por tener su cuenta en oootro banco español. La fila se mueve con lentitud. Un tipo varios lugares más atrás de mí lleva el iPod a todo lo que da con música de heavy metal o algo que se le parece. La fila se mueve con lentitud. Pero se mueve.
De pronto, una de las cajas para los clientes infames (sin cuenta en Bancomer) empieza a funcionar para los otros, los que sí tienen cuenta. Hay enojo. Entonces sucedió: un tapón. Un viejito llega a la ventanilla con un fajo de cheques por depositar. En la otra ventanilla la cajera solicita asistencia técnica: va y viene de su lugar a quiénsabedónde dos, tres, cuatro veces. Con calma chicha, desde luego, no vayan a pensar los clientes que la fila se moverá pronto. El viejito sigue sacando documentos de su fólder. Una empleada del banco sin sentido alguno del timing (o con un cinismo digno de Genghis Khan) empieza a repartir entre la fila publicidad de las tarjetas de crédito del banco. El descontento se verbaliza: un señor le dice casi a gritos a otro que el negocio de los bancos ya no está en cobrar y pagar cheques, sino en las comisiones y los intereses de las tarjetas de crédito. "Por eso no tratan bien al cliente, y menos en quincena". Otro empieza a quejarse de discriminación. Ya no sé que me afecta más: el calor, la fila, la sensación de haber perdido media hora de mi vida o la estridencia proveniente de un iPod a una distancia a la que definitivamente no debería poder escuchar.

1 comentario:

BBVA dijo...

Estimado cliente,

Lamentamos lo sucedido en nuestra sucursal Insurgentes Extremadura. Para evitar las molestas filas generales, le sugerimos solicitar su tarjeta de crédito Bancomer por Internet. Es fácil y sencillo, en tan sólo unos minutos y desde la comodidad de su casa u oficina puede llenar la solicitud y nosotros revisaremos su información y daremos inicio al trámite. Con su tarjeta Bancomer gozará de grandes beneficios y un servicio sin igual. Lo esperamos en www.bancomer.com o en cualquiera de nuestras sucursales.