miércoles, febrero 14, 2007

I Love to Hate You, Love

¿Cuántos coches cubiertos de post-its fosforescentes han visto hoy? ¿Cuántos globos color rojo-metalizado (con forma de corazón)? ¿Cuántos restaurantes atestados? ¿Cuántos teatros con el letrero de "localidades agotadas" en sus taquillas? ¿Cuántas fotos de las celebraciones del Amor y la Amistad en el mundo (una pareja de ancianos filipinos casándose, las niñas con sus gabardinas rosas en Kiev)? ¿Cuántas veces vieron el logo de Yahoo! con dos corazones en vez de óes y el de Google con una fresa enchocolatada en una de las vocales? ¿Cuántos reportajes en televisión, la radio, los periódicos, con la última nueva de que el amor a primera vista no existe? ¿Cuántas veces escucharon la idea italiana de cobrar dos euros en un parque para permitir echar pasión en un rinconcito bucólico? ¿Y cuántas aquella de cobrar en un estacionamiento para cuchiplanchar en el coche sin ser remitido a la oficina policiaca más cercana?
Mi única respuesta para todas las preguntas anteriores (y otras similares que se les ocurran): Demasiadas. Demasiadas veces.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

osea q estas encontra de este dia?
Ber

Albie Gio dijo...

¡UFFF!
Enoooooooooorme....
Te faltó el excesivo escaparate de rosas que dibujaban cada esquina....

Daniel Sada dijo...

Es realmente terrible, pero no por este lado de todas las cosas que existen, sino por la gente que se aplasta y se siente mal por esto. Incontable la cantidad de amigos que se sienten mal por no salir con alguien y similares.

Pepe González M. dijo...

Sí, Daniel. Creo que a esa gente le hace falta mucho más que un chocolate de vez en cuando. Hay que abrazarla y escucharla con frecuencia. :-)