miércoles, junio 08, 2005

Me vi Rebelde

Bueno, en realidad no fue un capítulo completo. Pero casi. Mis notas al respecto:
- En esas falditas hasta las gordis se ven sexys.
- ¿Chiste autorreferencial? Un fotógrafo le pide a uno de los protagonistas que pose "como si estuvieras pensando"... Me río mucho.
- La escuela le da un aire a la academia donde estudia Harry Potter, ¿no? Aunque, claro, sin libros. Y sin magia.
- Dos personajes femeninas se agarran, literalmente, de las greñas. (Perdón: no sé por qué anoche eso me pareció relevante...)
- En los comerciales, igual se anuncian spots autorreferenciales (una chica RBD promueve Saba íntima) que a Walter Mercado.
- Me doy cuenta de que la gordis del principio es una maldita: tacha de la lista de invitados a una fiesta que no es suya a una chica que le cae mal. ¡Arde en el infierno, gordiiiis! (¡Ejem!) Sigue siendo sexy, sin embargo.
- Enrique Rocha entra en escena con su voz de Marlboro-man y peinado de quinceañero. Me río. Dice que es candidato a la jefatura de gobierno del DF (emulando al Peje, a Marcelo, a Rosario Robles... ¿a quiééén?). Me río más. Luego amenaza a una alumna que no sabe fingir un buen susto. Me carcajeo. Mi mamá, que entra a la cocina a preparar su cena, me mira con sospecha: es la primera vez que veo una telenovela en casa (antes lo hacía en casa de mis abuelos: larga historia para otro post).
- Qué. ¿Estos tipos nunca toman clases? ¿Cómo hacen para estar tanto tiempo en la escuela y no entrar a un salón?
- Más comerciales: ahora spots de Rubén Mendoza (sin pelotas para los niños). Otro del niño verde. En total, 6 minutos de comerciales por 7 de telenovela, al menos en ese bloque.
- Conclusión primera: La telenovela es tan mala que parece buena.

6 comentarios:

El Enigma dijo...

Jamas la he visto, pero se por la publiidad, que es un boom, ok valido, he oido su musica de rbd y se quienes son, asi que lo unico que puedo decir es, son la version kitsch de lo que desearian ser la mayoria de lo estudiantes en Mx.

El Enigma
Nox atra cava circumvolat umbra

Anónimo dijo...

Pp, lo que has escrito es suficiente para reirme "Y" (entre comillas y negritas) para no verla NUNCA :)

Saludos,
Cibeles

Anónimo dijo...

Pp:

En verdad me preocupas; pero qué se le va a hacer, parece que Rebelde termina por cautivar.

Sería divertido ver la novela juntos (lo que pasa es que eres tan chistoso). Sólo espero que mi horario de oficina me permita llegar antes de la anhelada hora: "Nos vemos a las siete".

Igual y puedes poner la cocina con TV y yo las palomitas.

Marissa

Pepe dijo...

Marissa: Te catafixio la oferta. Yo pongo las palomitas y tú la tele. Sé puntual, de cualquier modo. Saludos.

Anónimo dijo...

pp... no me imagine que la publicidad fuera tan pugante que te orillara a ver ese tv churro de adolescentes... bueno yo me disculpo por aquello de mantenerme al tanto de aquella gente que cree que la vida no es tan difícil... en fin... que bien que te des tu tiempo para reir a gusto.. y al igual que tú me pregunto, a qué hora estudian?... en fin, yo viví mi adolescencia en la playa, los estadios de beis y los antros; a qué hora estudie? no lo sé, lo importante era vivir al máximo mi adolescencia... no puedo decir que no fue así...pero me divierto con esos personajes que son tan insulsos.... ary

Anónimo dijo...

Pepe!!! ¿Por qué viste Rebelde???
Es un fenómeno, no se porque, pero lo es.
Ahora que la viste una vez, lo harás de nuevo?

Saludos Liz