lunes, febrero 21, 2005

Quiero ser poli en Neza

De un cable de EFE, hoy:
"Los 1.200 policías de la ciudad mexicana de Nezahualcóyotl, próxima a la capital, deberán leer por obligación El Quijote en el marco de un plan de ayuntamiento que busca "elevar su nivel cultural", informaron hoy fuentes oficiales. Los agentes también deberán leer "cada semana o cada quincena" una obra del escritor colombiano Gabriel García Márquez, el estadounidense Truman Capote, los mexicanos Juan Rulfo y Paco Ignacio Taibo o "cualquier otro grande de la literatura universal", dijo a la prensa el portavoz de la alcaldía, Francisco Cortés (...) Algunos habitantes de Nezahualcóyotl dijeron a la prensa que la medida del ayuntamiento "es muy buena, porque se traducirá en agentes más cultos y mejor preparados para relacionarse con los ciudadanos y prevenir el delito". Otros declararon que la lectura obligatoria de El Quijote "no ayudará en nada a policías viciosos y corruptos, que ni siquiera saben escribir".

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Malos chistes
Dicen que la ociosidad es la madre de todos los vicios y cuando no se tiene nada mejor que hacer, somos capaces de darle vida a ideas bastante estúpidas. ¡Por dios! Creo que ni un estudioso de las letras lee una obra del Gabo cada semana... Eso sin tomar en cuenta los raquíticos sueldos que los "uniformados" perciben, ¿o es que los meros meros aportarán una poca de sus ingresos para formar una biblioteca con "los grandes de la literatura mexiana"? De ser así ésta y otras muchas circunstancias más, pues sea bienvenida la idea (aunque la neta, lo dudo).
Marissa

Anónimo dijo...

Ingenuidad.
Las autoridades del municipio más poblado del país deben estar orgullosas; los socavadores de la ley, temerosos. El ya mítico "orillese a la orilla" será suplantado por un "pagarás, tunante, el entuerto: ese alto será vengado en su honor". O, más probable: "Infelice ladrón, mi lanza dará con tus huesos en la tierra".
Creo que mejor deberían darles alguna explicación de lo que es la ley y, sobre todo, del papel de la policía para salvaguardarla. Alguna vez me vi envuelto en un accidente vial en el municipio y los policías me "consignaron". Por supuesto, nunca llegué al ministerio público; llamaron a mi familia para avisar que acababa de asesinar imprudencialmente a una persona, algo que ni por asomo fue cierto; exigieron una cantidad de dinero para no encarcelarme y amenazaron con tener los datos de mi familia. Cuando intenté quejarme sobre lo ocurrido, ni siquiera me atendieron. Los genios que tomaron la decisión de cultivar a sus agentes confunden literatura con superación personal y, más seguramente, no tienen la más remota idea del contenido de los libros en cuestión. Deberían comenzar por hacer un estudio para determinar cuántos policías son analfabetas funcionales y, sobre todo, deberían buscar ser honestos, con la sociedad y con ellos mismos.
Alejandro Fuentes.

Andrés dijo...

Ojalá no los pongan a leer Aura o alguna otra obra impúdica porque se enoja Carlos Abascal.

saludos desde Noruega

Pepe González dijo...

Marissa y Alejandro: No estoy seguro de que sea "estúpida" la idea de pedirles a los polis que lean un libro a la semana. Al contrario: me parece una buena idea. Igual pienso que leer no hace mejores personas (ni peores) pero también que nunca está de más leer ciertos libros, sin importar la actividad profesional que uno desempeñe. Y primero, claro, tendría que hacerse una evaluación para detreminar si los polis están preparados para entrarle a otra cosa que no sea el libro vaquero. En fin que la idea, de origen, me parece buena, aunque no necesariamente posible en nuestro contexto actual. Saludos y gracias por los comentarios.
Andrés: ¡Saludos desde México!