jueves, febrero 17, 2005

Amor Real

¿Se han puesto a pensar que quizá la verdadera historia de amor no la protagonizaron Lady Di y Dodi Al Fayed sino Carlos y Camilla? Leo en la columna de Rosa Montero, anteayer en El País:
"Sin embargo, la mayoría de la gente suele escoger a Diana como prototipo romántico, porque era guapa y porque partía de un papel convencional, la casada jovencita a la que engañan. Sobre este estereotipo, el personal inventó todo tipo de virtudes con las que adornarla, sin tener en cuenta que, según todos los indicios, la princesa de Gales era una neurótica insufrible y una egocéntrica de libro. Además de una inculta monumental, pero eso parece que son casi todos en esa monarquía (...) Y es que hay un romanticismo, al que llamaremos absolutista, que necesita crear mitos impecables a los que aferrarse, como si, fuera de esa completa e inhumana perfección, la belleza resultara inalcanzable.
Pero sucede que la vida real es justamente lo contrario de lo perfecto. La vida real se parece mucho más a Camila y al orejudo Charles, dos feos innegables llenos de contradicciones y miserias. Él es un personaje metepatas, un conservador vetusto de precarias luces y un tanto cobardica (...) En cuanto a ella, dicen que no es Einstein (...) y, para mayor dosis de realismo, hela ahí sin operarse, sin estirarse los pellejos de la cara, con los senos descolgados hasta la cintura, asumiendo su envejecimiento con aplomo olímpico (...) Para mí ésa es la verdadera belleza de la vida: un chispazo de luz y de grandeza entre la polvorienta mezquindad de las cosas. O, lo que es lo mismo: que un par de papanatas sepan amarse".
Rosa Montero dixit. Y yo concuerdo.

3 comentarios:

Aaron Pankowsky dijo...

Je, ya lei tu historia de amor real, aunque la verdad estoy en desacuerdo. Las posibilidades son infinitas y las historias de un amor no se limitan a dos (los que se aman) sino que se extienden a mas. Más que defender el punto de que Camila y Carlos son los protagonistas de la 'historia de amor' de la 'corona' inglesa en vez de Diana y Dodi, creo que esta historia es de cuatro, y no de dos (o posiblemente de mas).
Mas bien es una historia, mas que de amor, de sarcasmo, de ironia... la bella, guapa, inteligente y y virtuosa Diana busca el amor y encuentra la muerte al lado de su amado. Y los ineptos Carlitos y Camila son quienes lo logran. Más bien me plantearía: ¿Porque el amor funciono para gente como Carlos y Camila, y gente como Diana y Dodi, en el encontraron la muerte?

Saludos hermano, un abrazo.

Pepe González dijo...

Aarón: Estoy de acuerdo contigo, a veces las historias de amor implican a más de dos.
Pero para mí lo interesante del "amor real" es que se dio entre los dos personajes "malditos" en esta historia: Carlos y Camila, que parece una relación más neta, más sincera. Por lo menos más que la que mantuvieron Carlos y Diana en su momento. Aunque no sea precisamente la relación que más periódicos venda. Saludos, y gracias por venir.

Albie Gio dijo...

Hace un par de meses un nuevo conocido y una servidora analizamos un poco la perspectiva del amor...
¿Acaso es un red de elementos intangibles y que en ocasiones son màs íntimas en los umbrales de la muerte? o es quizá ¿una cuestión de entregar un fragmento de existencia en quien quizá lo merece y lo valora, aún cuando los resultados son trágicos?... yo me pregunto en sí, el buen Carlitos y su chica-mala Camila aparentemente van a conseguir lo deseado mientras que Diana y su verdadero amor fallecen en trágica escena ¿verdaderamente quienes serán felices, aquellos que a pesar de que obtendrán su deseo serán vistos con ojos de despecho, o quienes en la muerte encontraron el destino y la unión infinita y que ahora son considerados como íconos?...
en fin, he dicho....

saludos