martes, junio 26, 2007

Lo que hay que oír

Compañero en el trabajo (muy enojado): No puedo creer que me hayan ampliado el horario de la chamba. Ahora no voy a poder inscribirme en el diplomado que quería tomar en las mañanas...
Yo: Sí, bueno...
Compañero en el trabajo (muy enojado): En serio... ¡ahora no voy a poder inscribirme en mi diplomado de cocina!

2 comentarios:

Isolino dijo...

ey, Pepe, yo quiero un dipliomado en cocina!

Albie Gio dijo...

En serio quieres que opine sobre esto??

Lo que quizá no comprendes es el verdadero problema filosófico y existencial que existe en el trasfondo de esa pérdida tan significativa y la carencia que como consecuencia se generará....

Al carajo! Más bien...

Ay hijo que mal está!!!!