viernes, octubre 28, 2005

Hola, abuelos...


Pese a mis peculiares creencias (o más bien: debido a la falta de ellas) me gusta la idea de que una vez al año, la noche que va del 1 al 2 de noviembre, los muertos vienen a este lado de la existencia y conviven con nosotros.
Yo, afortunadamente, no tengo muchos muertos que me visiten. De hecho, el altar que ven en la foto está dedicado a sólo dos de ellos: los más importantes: los padres de mi madre: mis abuelos. No los conocí (murieron cuando yo era híper chiquillo), pero me gusta, en la madrugada del 2 de noviembre, sentarme en la sala con ellos y platicarles lo que ha pasado en el año. Lo bueno, lo malo. Lo triste, lo feliz. Lo que me hace dudar. Lo que me da confianza. Hacerles saber que acá andamos, luchando por honrar su trabajo, su esfuerzo, sus dificultades y sus alegrías.
Me gusta pensar, también, que no les he fallado. Que soy un hombre del que se pueden sentir orgullosos. Que, cuando nos encontremos, me recibirán contentos, riendo, con los brazos abiertos. Que caminaremos mucho y platicaremos más. Como en los tiempos que no fueron, pero que yo sé habrían sido.
Esa noche les dejaré en la ofrenda un ejemplar de mi tesis (quizá dos, para que no haya conflictos por quién lee primero) y mi iPod con la pila cargada, para que escuchen el soundtrack de mi vida: reconocerán algunas cosas, se sorprenderán con la mayoría y -sin duda alguna- encontrarán algo para bailar largo y tendido durante esa noche en la que, una vez al año, les puedo decir: "Hola, abuelos..."
Posted by Picasa

4 comentarios:

Berenikkha dijo...

¡¡¡¡Qué Bonita Ofrenda!!!! y qué mensaje más sincero y lindo...claro, no olvides platicarles que no te verán hasta dentro de un laaaargo rato...
Pao

Anónimo dijo...

P.P.
Me conmoviste hasta el tuétano del esqueleto, creo que se van a sentir muuuuy orgullosos de ti, pues no solo por lo que hasta ahora haz logrado y lo que falta, pues tu libro tiene apenas unas 25 hojas recorridas????, todavía te falta la otra parte de tu libro como de... qué te gusta ??? unas 70 hojas mas????.
Gracias por regalarnos esta reflexión.

Te quiere
Lore

Pepe González dijo...

Pao, Lore: Mil gracias por visitar el Blog. Sus comentarios se aprecian en todo lo que valen. ¡Un abrazo!

Anónimo dijo...

Me parece que no importa que tantas creencias o que tanto tengamos arraigadas las tradiciones de los altares, el hecho de platicar o sentir a los nuestros cerca pese a que no esten,siempre es grato; en cierto modo es rememorarlos, traerlos a nuestro contexto y decirles cuan importantes son para nosotros...un dos de noviembre siempre es una excelente fecha.